Ensayo clínico sobre la meclizina para la acondroplasia

El profesor Hiroshi Kitoh y su equipo de investigación de la Graduate School of Medicine

de la Universidad de Nagoya, Japón, comenzarán un ensayo clínico sobre la meclizina, un medicamento de venta libre para el mareo y el vértigo. En 2013, tras hacer un cribado completo de medicamentos aprobados por la FDA,  se observó ya que la meclizina promueve el crecimiento óseo en modelos de ratones con acondroplasia (1). Kitoh y su equipo observaron que la meclizina inhibe la señalización de FGFR3 en los condrocitos (la acondroplasia es causada por mutaciones de ganancia de función en el gen del receptor 3 del factor de crecimiento fibroblástico (FGFR3)). Además, el equipo observó que la meclizina promovía el crecimiento óseo longitudinal en ratones transgénicos con acondroplasia. (2)

Figura 1. La meclizina aumentó significativamente la longitud del hueso longitudinal en ratones con fenotipo de acondroplasia. Créditos: Universidad de Nagoya, Laboratorios de Ortopedia (2)

La meclizina como fármaco de reasignación para la acondroplasia: ensayo clínico y cronogramas

Varios años después de la primera publicación sobre la meclizina como posible fármaco de reasignación para la acondroplasia ("La meclizina facilita la proliferación y diferenciación de condrocitos al atenuar la señalización de FGFR3 anormalmente activada en la acondroplasia"), se anuncia el comienzo de un ensayo clínico sobre la meclizina para la acondroplasia el 30 de julio 2018, con 6 niños con acondroplasias, de 5 a 11 años. El estudio se llevará a cabo en el Hospital Universitario de Nagoya, Japón. (4)

Figura 2. Hiroshi Kitoh, cirujano ortopédico pediátrico y profesor asociado en la Universidad de Nagoya. Créditos: Universidad de Nagoya (3)

El objetivo de la Fase 1 ensayo clínico con Meclizina

Kitoh y su equipo ahora investigarán la dosis óptima de meclizina para el tratamiento de la baja estatura en la acondroplasia para otras posibilidades clínicas. (2) Esta fase 1 permitirá evaluar la seguridad, así como la farmacocinética de 24 horas y la acumulación semanal en los cuerpos de los niños tras una dosis única de meclizina de 25 mg / día. Toda la información disponible se puede leer en su totalidad en el sitio oficial UMIN-CTR Clinical Trial. (4) El siguiente paso será llevar a cabo un segundo estudio, con otros 6 niños, que recibirá el doble de la dosis de meclizina. Se prevé que este estudio se desarrolle a fines de 2018.

La ventaja de reutilizar medicamentos para enfermedades raras

La reutilización de fármacos es muy prometedora para las condiciones genéticas raras. Hay más de 7000 enfermedades raras diferentes y, con los rápidos avances en el conocimiento del genoma humano, el número se expande constantemente. La reutilización ayuda a acelerar la identificación de oportunidades viables para una afección, pero también puede reducir la necesidad de ensayos clínicos en etapas tempranas que prueben la absorción y tolerabilidad del fármaco en humanos. Eliminar estos pasos en la vía clínica ayuda a reducir tantoel tiempo que tardan los medicamentos en llegar a la clínica como los gastos en desarrollo clínico. Esta reducción de los costos de desarrollo debería traer consigo una reducción en el precio del medicamento en el mercado. (6)

Figura 3. Pasos principales y tiempo estimado involucrados en el proceso de desarrollo de medicamentos convencionales. El tiempo estimado de desarrollo de medicamentos se puede reducir significativamente mediante la reutilización de medicamentos antiguos. Créditos: Gupta et al, 2013 (5)

Sin embargo, hay todavía otros estudios que deben llevarse a cabo y en esta etapa es clave la evaluación de la seguridad de la administración de meclizina en niños.

Referencias