La Fundación ALPE en la Unión Europea

Las propuestas fueron variadas, entre ellas las más urgentes, conseguir tener una voz que sea escuchada en la Unión Europea , promover la unión de organizaciones en Europa, abordar desde la legalidad las faltas a la normativa sobre dignidad e inclusión y accesibilidad, amplificar la difusión social de nuestra problemática, etcétera. Nuevas generaciones de personas con ADE serán pronto o son ya las encargadas de actuar para hacer de éste un mundo un poquito mejor. Los días en Bruselas han sido una oportunidad de unión e intercambio de ideas, de creación de sinergias, de elaboración de proyectos. Más unidos y más fuertes que nunca, miramos hacia adelante con confianza.